lunes, 18 de abril de 2016

MC5, el aplastante ruido de los motores


La desinformación suele jugar malas pasadas. Y entablar a ciencia cierta los puntuales inicios de una corriente tan fundamental como el punk rock, ha terminado pariendo desopilantes teorías que, incluso, han llegado a ubicar sus orígenes en nuestro limeño suelo. 

Lo que sigue apareció en el libro "Por las Olvidadas Raíces del Punk Rock", es sobre una banda que despliega su historia hasta 1963, cuya importancia e influencia, incendió el imaginativo más rebelde del rock and roll, hasta convertirse en el beligerante punk rock.



Y llegamos a unos verdaderos pesos pesados en esto de encontrar las fuentes seminales del punk rock: los MC5, una agrupación que definitivamente será gravitante en la escena punk, 12 años después. Provenientes de la ruidosa Detroit -centro de la industria automotriz de los EEUU- esta explosiva agrupación de durísimo rock and roll, se arma en 1964, y lo conformaron Wayne Kramer, Fred "Sonic" Smith, Michael Davis, Rob Tyner y Dennis Thompson. En 1963, cuando aún estudiaban en el Lincoln Park High School, varios de los futuros miembros de MC5 ya tocaban en bandas: Fred Smith en The Vibratones, mientras que Wayne Kramer y Dennis Thompson lo hacían en The Bounty Hunters. En esos días, Kramer se encuentra con Fred Smith y se la pasarán oyendo y sacando canciones de los RollingStones... Por su lado, Michael Davis,estudiante de arte, asiste a un show de Bob Dylan en el Auditorio del Templo Masónico. Lo impacta de tal manera que ese fulgor lo decide a convertirse en músico. Cuando al fin todos se juntan, Rob Tyner bautizará  a la banda como Motor City Five, que asiglarán para sus futuras correrías como MC5.



La primera aparición pública de los MC5 se da en el Lincoln Park Bandshell, en 1964. A punta de distorsiones, gritos y feedback ensordecedores, los MC5 supieron abrirse paso entre la blanda oleada beatle que envolvía a las jóvenes bandas de ese entonces y comenzaron a ganarse una buena aunque tumultuosa y neurótica reputación. La argentinísima revista “Pelo” dejará leer en uno de sus análisis sobre la historia del rock en los Estados Unidos: “…no había nadie en Detroit que no afirmara que MC5 era el mejor grupo del mundo. Además de su música frenética y altamente violenta, los MC5 se movían, hacían chistes, saltaban entre el público, rompían guitarras… Los MC5 hablaban de la revolución…” (revista Pelo, #23)

Pero su salvajismo, sus portazos de rock primario y esa poca cortesía musical mostrada en los tablados, les impedirá obtener un contrato de grabación. Hasta que en 1965, John Sinclair, poeta, activista político y revolucionario cultural, tomó atención de esta vitalidad de desequilibrios constantes, y se ofreció para hacer el papel de Manager. Gracias a este encuentro, en 1966, sale “I Can Only Give You Everything”, pero con muy poca suerte. A esta primera incursión le siguió “Looking At You”, pero su ruta continuó por los cordeles de la sordera y la indiferencia de la crítica especializada. (Existe una grabación que salió en los 90's,que incluye sus primeros demos y tomas en vivo pertenecientes a esta etapa en la vida de los MC5, donde se aprecia todo su vandalismo musical incontrolable).



Será recién en 1969, con el disco en vivo “Kick out the Jams”, que los MC5 tocarán el cielo, con una grabación que recoge los más salvajes y electrizantes momentos que pueda haber vivido el rock n roll. La empresa discográfica que editó esta esfinge maravillosa (Arista Records), a pesar de las buenas ventas, decidió no sacar más discos de MC5 por considerarlo demasiado “rabioso”, demasiado político, demasiado todo. Así que los muchachos se fueron al sello Atlantic Records, donde editarán 2 discos en estudio: “Back in the USA” y “High Time”, siempre con su mezcla de Creem y Little Richard más varios litros de nitroglicerina. A finales de los 60's, e inicio de los 70's, los MC5 pasarán por su mejor momento, haciendo buena dupla con sus paisanos de Iggy Pop and the Stooges, hasta que en 1972, tras los desastres financieros, el abuso de drogas, la persecución inclemente del FBI... los MC5 se ven obligados a detener sus motores.


Enterrado en las cuevas más oscuras del olvido, los MC5 serán de-vueltos a la memoria, gracias a la explosión punk de 1977, cuando se hizo urgente averiguar los orígenes de la corriente que le cambió la cara al mundo. Será por ello que su disco póstumo de selección, fue llamado acertadamente “The Big Bang”. (Daniel F - Por las Olvidadas Raíces del Punk Rock - Guía práctica contra los lanzadores de bolas de nieve" - Kipuy Editores)


5 comentarios:

  1. Las verdaderas raíces del punk, F, no lo dudes.

    Antonio Jarkor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos de mi parte, NO HAY NINGUNA DUDA ...jjajaa...

      Eliminar
  2. Una de las raíces más salvajes del punk rock. Todas las bandas punk de los 70s los mencionan. De verdad los MC5 fueron fundamentales.

    ResponderEliminar