lunes, 17 de octubre de 2016

TARÁNTULA, el ponzoñoso pasquín ponzoñoso






Ahora que las aguas están calmándose, y lo del Premio Nobel para Bob Dylan ya está siendo asimilado hasta por quienes más se oponían, puedo al fin publicar esto.

Cuando uno es fan de la música y de alguno de sus cultores, y de pronto te inicias en ese campo, lo que vas a hacer es mostrar tu agradecimiento a todas aquellas figuras y obras que tanto te entusiasmaron. Le pones el nombre de tu banda como algún disco adorado, en las letras los recuerdas de cuando en cuando, etc. Hasta puedes recordarlos musicalmente, haciendo versiones de alguna canción o incluyendo guiños sonoros de tu ídolo, en alguna  canción tuya. De esta manera, uno intenta no sólo compartir un gusto, sino también difundir lo que tanto amamos.



En la segunda mitad de la década de los 60, comenzó a circular una versión pirata de un libro de Bob Dylan, llamado TARÁNTULA, libro en prosa poética que recién saldría legalmente en 1971. Pues bien, por estos lares, pero en los 90’s, yo saqué un pasquín (un fanzín, una revista artesanal) y busqué un nombre. Y qué mejor nombre que aquel venenoso libro que circuló ilegalmente y que fue desdeñado –cuando no- por los críticos. Le puse “Tarántula”. Salieron varios números y la onda era de entrevistas a grupos locales, difundir sus trabajos, contar anécdotas... pero sin caer en lo intelectual o en lo horripilozamente mesiánico. Todo esto, claro, sin perder el buen humor



Pude haberle puesto “Escorpión”, “Libélula” o “El Piojo Loco”… pero preferí "TARÁNTULA", para que recuerden el libro de Dylan, y porque éste circuló muy buena parte de sus días, de manera escondida, soterrada, totalmente underground... Quién diría que, muchos años después, ante la sorpresa de joyas y joyones, su ponzoñoso autor iba a ganar el Premio Nobel de Literatura… aunque ud. refunfuñe, mi amigo. 
(Daniel F)
La foto de los paskines la saqué del Blog El Puñalón,  http://elrestoessilencio.blogspot.pe/

7 comentarios:

  1. Yo tenía varios números de TARÁNTULA. No sé que habrá pasado con ellos. Pero recuerdo los artículos y las fotos. Deberías hacer una revista, F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nadie lee revistas... Se me acumularían en mi patio.

      Eliminar
  2. Recuerdo ese fanzine, destacaba por su información del rock local y sobre todo su delicioso humor negro...

    ResponderEliminar
  3. ¡Huevooón, la cagada! Me falta un número para completar la colección de Tarántula. Ya casi. Chévere, abuelo. (y)

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo el Nº 0 (Abril) y mira que 23 años después (ay, eso sonó extraño), recién me vengo a enterar que habías sido tú el fundador de aquel "KincenÅrio Ånual-semanal Ke aparece diariamente cada fin de mes". Aunque más o menos me imaginaba que podrías estar involucrado por lo de la dirección de la Unidad Vecinal #3.Ya lo iba a reciclar, pero ahora lo seguiré conservando. Saludos, el rock (y la buena música) nunca muere.

    ResponderEliminar