jueves, 20 de febrero de 2014

LA DESAPARICIÓN DE KIMBA

Kimba (derch), junto a Fercho, Daniel F y Pelo Madueño (fotoAvión)




LA  DESAPARICIÓN  DE  KIMBA

Hace unos días recibí la visita de dos músicos amigos míos, con los que trabajé a inicio de los 90s, David Rengifo y el Toño Ruales ‘Churro Crudo’. Con ellos, junto con otro compadre que hoy radica en Nueva York (Sandro Casas), hicimos un combo de hardcore llamado Dogma SS, con quienes hicimos las delicias de grandes y chicos en el poco iluminado circuito de punk core limeño. Y la reunión era a cuenta de que estamos en todos estos planes de editar algún material nuestro de aquellos días, material que, gracias a la precariedad de ese tiempo, nunca pudimos publicar.

Y entre propósitos y designios,  comenzamos a recordar toda esa locura de tener una banda de rock no sólo en plena era de fujimorismos, cacería de brujas y paquetazos, sino en aquella etapa de la vida de un músico, donde te comienzas a cuestionar muchas cosas, te das de cabezazos contra la pared de la realidad, y comienzas a preguntarte si todas aquellas dramáticas eventualidades, valían la pena ser sufridas.


Toño Ruales, Daniel F y David Rengifo, en los días de Dogma SS


Y una de estas eventualidades, era la de… caminar. Volvió a mi mente ese lapso de mi vida donde, sea el destino que sea, caminábamos. Sea la distancia que sea, pues caminábamos. De sólo recordar esas horas pasadas bajo el inclemente sol o envueltos en algún frío de Agosto, me comenzaron a doler las piernas y volví a hundirme en una época que (ya lo dije muchas veces) no quiero volver a pasar más en mi vida. Días que, desde la perspectiva de los mitómanos y ‘engaña muchachos’, eran días “pujantes”, “idílicos”, “revolucionarios”… cuando en realidad todo era una reverenda mierda.

Para ir a un ensayo, tomar una combi era un lujo. Agarrar un taxi, era impensable. Todos salíamos de nuestras casas con las monedas justas para hacer ‘la chancha’ respectiva para pagar la sala de ensayo y punto. Caminábamos por horas, sólo para juntarte con los compañeros y ensayar algunas canciones. La verdad, o éramos muy huevones o éramos tipos tan enamorados de lo que hacíamos, que casi podríamos llegar (todos esos conjuntos de la época) al podio de "próceres" del rock nacional.

Y haciendo todo este recuento de caminatas y viajes interminables, recordé la aventura de mi hermano Kimba. Era 1985 y Leusemia estaba en pleno fulgor. Como dirían los muchachos de ahora “la rompíamos donde chucha sea”… Los conciertos ya no eran sólo pequeñas y tumultuosas reuniones en algún patio. Eran conciertos "de verdad", Festivales donde ya podías medir fuerzas con agrupaciones más cuajadas, con equipos regulares y su respectiva cortina de luces, como para que las fotos en las revistas, salgan espectaculares. Aunque, claro, todavía seguían siendo eventos de paga diminuta y en unas condiciones muy poco respetuosas para con el músico.

Pues bien, quince días antes de un gran concierto, donde éramos una de las figuras principales, el Kimba desaparece. Los primeros dos días transcurrieron sin mucha zozobra, pues nos pareció parte de una de sus típicas evaporaciones, motivada por alguna juerga prolongada o por el tamaño del culo de la chica de turno.




Para el cuarto día, ya la cosa se puso un poco picante. Alan García estaba en la silla presidencial, y la rumorología decía que la política anti subversiva, incluía desaparecer a los artistas que le eran incómodos al régimen. Recuerden que aún no eran los días de la Internet o de la telefonía celular, y no había forma de comunicarse directamente con nadie. Para completar la fatalidad, el Kimba tampoco podía comunicarse con nosotros, porque en nuestras casas, los teléfonos fijos o brillaban por su ausencia o simplemente no caminaban por falta de pago. Así qué estábamos totalmente en vilo y a merced completa y total de la incertidumbre. Recorrimos hospitales y morgues. Preguntamos a sus amigos más encarecidos y a los cantineros más frecuentados. Indagamos entre las muchas damas que se contaban entre sus amigas… y nada.

Hasta que faltando un par de noches para la noche del concierto, los integrantes de la banda y algunos allegados, nos reunimos en el balcón de mi casa, en la Unidad Vecinal # 3, a ver qué íbamos a decidir. En eso, en medio de la conversación, se escuchan los pasos de alguien subiendo las escaleras. Volteamos para mirar, y era el desaparecido baterista de Leusemia, con 20 kilos menos, su ropa echa un asco y sus pelos como desvencijados y descoloridos banderines.

- Oye, huevón! –se escuchó en mancha-  ¿Dónde mierda has estado, cojudo?
- Por ahí… -dijo el Kimba, sin ánimo de dar mucho detalle


La cosa se puso un tanto festiva y la risa comenzó a aflorar en el barrio. El Montaña pidió que alguien se ponga unas cervezas, y nuestro amigo Edwin (de Zcuela Crrada) nos trajo unos pancitos. A mi familia y a mí, el alma nos regresó al cuerpo, y el Kimba, luego de saludar a medio mundo, entró en la casa, buscando lo que más urgía en esos momentos: tomar un baño.

Ya cuando el asunto se puso más equilibrado, le pregunté al Kimba que dónde había estado… Me miró y me dijo con una jovial expresión:

- Fui a buscar nuestras raíces….

El atolondrado muchacho se había ido al Sur, a ver si averiguaba algo sobre los orígenes de mi papá, porque cuando mi papá falleció (yo tenía 12 años), nunca hubo manera de sacarle algún tipo de información acerca de su verdadera procedencia.Con la familia de mi mamá siempre tuvimos contacto. Pero con la familia de mi papá, jamás. Mi papá simplemente enterró su pasado de manera tajante. Alguna vez dijo que era de Arequipa… Otras de Ica… y otras de Huancavelica…. y de Apurimac…. Así que el Kimba se había ido por el Sur de nuestra Patria a preguntar por los numerosos Valdivia que hay en Cusco o en Arequipa. Intentando así encontrar algún rastro, alguna pista que nos lleve a saber de dónde era el viejo Enrique que llegó a Lima en los 30’s.  El Kimba trepó camión, tiró dedo, caminó, caminó y caminó. Sobre todo eso: caminó. Y lo hizo por días enteros, sin ninguna brújula que lo guíe, simplemente orientándose por el instinto o por donde lo lleve la casualidad…


Claro, no encontró ni mierda. Pero al menos demostró ser alguien que le interesaba nuestra genealogía, una chamba que, años después, mi mamá en persona lograría coronar… Pero esa historia es otra historia, y se las contaré… otro día.          





90 comentarios:

  1. Vaya, F, está UD. muy productivo.... Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pz, Anónimo... To que no quepo en mi chasís...

      Eliminar
  2. buena... no sabia que habias creado un blog .. la historia es bien interesante y hasta es un poco inspiradora desde que ivan con las justas a tocar creyendo en un proyecto que no sabian que iva a ser todo lo que es ahora... hasta la historia de el kimba haciendo todo ese viaje... gracias por compartir esa info... gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Enrique. Te invito a que leas las demás historias y que compartas tu opinión con todos nosotros.

      Eliminar
  3. Siempre es bueno escuchar al Daniel F carajo!!!!

    "...Trepó camión, tiró dedo, caminó, caminó y caminó. Sobre todo eso: caminó. Y lo hizo por días enteros, sin ninguna brújula que lo guíe, simplemente orientándose por el instinto o por donde lo lleve la casualidad…"

    Nuestras raíces son nuestras raíces

    ResponderEliminar
  4. Que tal historia f, muy tierna en realidad ,querer conocer tus raíces y buscarlo en un arranque de locura y amor ; que emoción.

    ResponderEliminar
  5. buena historia F. si pues, mis viejos tambien son runaways, mi vieja es de la selva, mi viejo de la sierra, de mis familiares por parte de mi mamá los llegue a conocer a la edad de 8 años, mientras que parte de la familia de mi viejo los llegue a conocer hace un par de meses atrás...sino fuera por que mi viejo paso por el quirofano...pero lo mas increible es que mi tio que recien lo llegue a conocer me saco que la mayor parte de mi familia vivian en el barrio vecino al mio....¡imaginate esa cuaestion! ...ta que creo que tambien voy a escribir mi historia..jajaja.....YA PE DANIEL F SIGUE ESCRIBIENDO TU BLOG ESTA DE LA PTMARE...Y ASI A PETICION DE UN FAN ¿CUANDO POR PIURA? PIENSA PES MAN....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Daz. Si, pz, hay historias que revolotean nuestros pasos y que merecen ser escritas y compartidas. Sería bueno leerte al respecto. Gracias! ... Ah! y a ver cuándo invitan a Piura, peee... Piénsalo!

      Eliminar
  6. jaaaaa muy buena F, pucha que tal camino se dio tu hermano sigue con tus anécdotas....!!

    ResponderEliminar
  7. jajaja buena la idea del Kimba ah! Mi viejo tiene medios hermanos, siempre eh querido saber de ellos, me ah dado una buena idea... Ah tirar dedo puede ser jajaja.
    Grande F sigue con mas!!

    ResponderEliminar
  8. Que buena historia y que bien condimentada con la peculiar redacción del gran DANIEL F

    ResponderEliminar
  9. Interesante este Capitulo de tu vida, el Kimba cuando no alborotando a medio Mundo y tu Daniel con el nudo en la garganta de saber donde estaba!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue toda una experiencia, tocayo. Gracias por comentar.

      Eliminar
  10. Una buena anécdota, que demuestra la importancia y la necesidad que muchos comparten de conocer sus orígenes... Hay que tener mucha valentía para simplemente irte sin un centavo, sólo con un firme propósito y una gran determinación... Buena historia.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Todos llevamos dentro nuestro la fuerza, el coraje y la lucha por descubrir y alcanzar nuestras metas. Ya me imagino el alboroto q causo pero q hizo la lucha... la hizo !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien sabe.... derrepente se la pasó juerguiando y nada más... :D jajajajaa.... Cuentos escuchamos, realidades no sabemos! Abrazos, Miryam

      Eliminar
  13. una del distrito de lince de hace algunos años seria interesante contarla....a manera de anécdota..... muy interesante, atrevida y diria yo suicida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda historia tiene su gracias y puede tener su lado suicida. Gracias.

      Eliminar
  14. Si no sabemos de donde venimos....Tendremos siempre el vacio de No saber muy bien a donde vamos..!!!!


    ximple

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Erick Jhon Ximple... No sé si sea un vacío... Por mi lado NO lo considero tanto así... Algunas veces es terrorífico saber de donde sales... ¿Que tal si descubres ke toda tu familia, desde la generación de tu abuela para atrás, eran unos asesinos y explotadores??... No, pueeezz.....

      Eliminar
  15. Buena historia y sobre todo bien contada, además de componer, manejas bien la pluma. Saludos F

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy gallo, pero trato de mantener las plumas en su sitio :) Gracias por escribir!

      Eliminar
  16. Wou!!!! Q loco, una persona viajando a lugares de los,q sabe poco o casi nada y como única brújula el instinto de saber q sus raíces están por ahí, parece el argumento de algun filme independiente Buena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JJjajajjajjaa..... Un film independiente.... jajajja.... Eso es como decir, una mala película de poco presupuesto...

      Eliminar
  17. Es difícil dejar de pensar en de donde viene uno, parte de mi familia también es de la sierra y también me he dado caminatas interminables solo para llegar a una casa vieja y olvidada que muy a pesar de su apariencia representaba el inicio de mi familia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pz, Luis.... Algunos intentan cerrar el círculo... Pero muchas veces se preguntan ¿Vale la Pena?

      Eliminar
    2. Esas a veces pueden respuestas de cada quien, para algunos lo que si vale la pena es llegar al sitio donde vivieron aquellos que empezaron tu historia para así tener siempre presente de donde viniste y no olvidarlo jamas a donde sea que vayas (Y)

      Eliminar
  18. El mejor post hasta ahora. ¡ChéVere! Unas cuantas historias más y te armas otro libro :)

    ResponderEliminar
  19. Que chevere post y que bacan la foto de Daniel con el peinado 'lamida de vaca' un gran abrazo maestro!

    ResponderEliminar
  20. Les contare Otro día.......me suena Floro ><
    Bien ahi es bueno saber aunk parezca locura nuestros orígenes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los orígenes es muy lateral en mi vida, mi estimada Doble E... Yo apuesto más a lo que decía Manolito (personaje de Mafalda), cuando dijo: "A mí me interesa LA VIDA, no las puntas de la vida" ... Jjajaja... Y la vida de mi papá era bastante ejemplar. Tipo honesto y un poco retraído. Averiguar de dónde salió.... no me interesa mucho. Me puede dar curiosidad, como para conocer a los parientes... pero nada más.

      Eliminar
  21. jajaja mi mamá también era una runaway ¡BUENAZO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este Perú, lamentablemente, Alee, está lleno de Runaways... Aunque tal vez NO tanto como debiera... Porke hay muchos (muchos) ke no pueden escapar a los infiernos en ke se vuelven sus hogares.

      Eliminar
  22. Nos dejas en pindinga tío... ¡el post de madrecita no debe demorar!

    ResponderEliminar
  23. HOLA F:

    UNA CONSULTA. ¿SI SIEMPRE TIENES TAN PRESENTE A TU HERMANO KIMBA XQ YA NO TOCA LA BATERÍA EN TU BANDA? ¿ACASO HAY ALGO Q SE LO IMPIDA?... CON ÉL EN LEUZEMIA TODO SERÍA COMO EN 1995, PUES EN EL BAJO TIENES A MONTAÑA.

    OJALÁ TE ANIMES A RESPONDER ESTA INTERROGANTE....

    ATTE.

    LEO SANGUINETTI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa no tiene nada (absolutamente NADA) ke ver con la otra, mi estimado anónimo de curioso nombre compuesto. Con mi hermano tenemos una vida normal y silvestre. Nos vamos de aquí para allá como cualquier otro hijo de vecino, o nos vamos a joder a los patas del barrio. Pero eso no quiere decir ke tengamos OBLIGADAMENTE ke tengamos ke armar (o rearmar) una banda de rock.

      Eliminar
  24. Junto con la historia del rockero lava-autos, la del ratoncito y la de Pelo Madueño, de las mejores que te he leído, F... Sigue adelante! Gracias.

    ResponderEliminar
  25. Hola, F, soy Arnaldo, el del Facebook... Dime, ese libro donde están algunos relatos como los que estás colgando ahora en el Blog ¿todavía se pueden conseguir?. Cien gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros y los Discos, están en el Centro Comercial Cantuarias, en la calle Cantuarias 140, Miraflores. Ahí hay 2 tiendas: LAPSUS LINGUAE, y EL CITYO... Gracias!!

      Eliminar
  26. Arnaldo, si, se ha vuelto a re-imprimir (por 3ra vez), y lo puedes conseguir en el Centro Comercial Cantuarias, en las tiendas LAPSUS LINGUAE y EL CITYO, desde las 3 o 4 de la tarde. Gracias!

    ResponderEliminar
  27. F configura ben los DNS , para que el .com aparezca directamente y ya no el BlogSpot . Una vez configurado entras nuevamente a la opción donde configures el dominio en blogger y lo aceptas , saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen consejo, Anónimo... A ver si me das una mano, pee....

      Eliminar
  28. Buena historia F... ahora a leer el resto del blog.

    ResponderEliminar
  29. Leí eso de "hijo de runaways" y me dio un punzón en el corazón.
    Yo también soy hija de una arequipeño que se vino con cuatro chibas a Lima a los 13 años y de una huérfana de nacimiento por parte de madre, que vivió de aquí para allá, sola desde los 14, porque no soportaba a la madrastra.
    Siempre quise conocer los orígenes de mi familia materna, y más aun porque a pesar de que mi madre nunca llegó a conocer a su mamá, ni tiene recuerdos de ella, me han dicho que soy el vivo retrato de la abuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pz, Cafeinomana... Cuantos hijos de Runaways debemos de estar caminando por el mundo. Y si nos sentimos 'libres', es porke ellos supieron correr a tiempo.

      Eliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. Estuvo de puta madre no solo la historia si no también la forma q le das al relato encapsulandonos con frases q solo tú logras amarrar ;tú si q incentivas la lectura si sacas un libro de mil paginas de seguro q me lo leo todo completo en un dia....gracias maestro..

    ResponderEliminar
  32. "Lentamente caminé por la ciudad y por sus calles. Cálidas piedras sostenían mis zapatos, sostenían mi cuerpo tiernas manos anochecidas como estrellas."

    ResponderEliminar
  33. Gracias por abrir un espacio en el que tus fans puedan conocer un poco más de ti, de tu vida, tu música, de esos anécdotas que a muchos nos hará reír, inspirar, y darnos cuenta que en la vida uno pasa por infinidades de cosas. Está historia me pareció muy graciosa, y es que la manera peculiar en la que redactas tus escritos me encanta, uno puede leerlos tal y como lo estuvieras contando en vivo. Tu música me encanta, y se.. que todo aquello que escribas también me gustará... nos gustará, por que hasta en estos escritos tienes esa chispa con la que sueles hablar.
    "Claro, no encontró ni mierda. Pero al menos demostró ser alguien que le interesaba nuestra genealogía, una chamba que, años después, mi mamá en persona lograría coronar.." -- jajaja no tardes en escribir la otra historia.

    Kathe C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kathe... Intentaré seguir con los escritos hasta donde dé la pluma :D

      Eliminar
  34. Siento mucha nostalgia al leer tus escritos "Y una de estas eventualidades, era la de… caminar. Volvió a mi mente ese lapso de mi vida donde, sea el destino que sea, caminábamos. Sea la distancia que sea, pues caminábamos. De sólo recordar esas horas pasadas bajo el inclemente sol o envueltos en algún frío de Agosto"... yo latee por muchas partes de Lima de los 80´s, pensando, imaginando, soñando... Ah y es bueno conocer sus raíces, grande el Kimba, saludos y espero seguir leyendo tus escritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Orlando... si, pz... Muchas veces uno recuerda estas cosas con nostalgia o con risa... Pero eran épocas muy jodidas... Gracias.

      Eliminar
  35. ese kimba, todo un caso pero lo bueno que al menos lo intento, pero leendo esta historia una vez estuve xambeando por cayma, en una casa de unos señores ya de edad, bueno el hombre era un policía retirado ya, y la mujer ps una señora de su casa y eran ps una pareja como se puede decir en el argot arequipeño lonc'o u oriundo de Arequipa, y pude ver las fotos de su familia pero esas antiguasas y al ver esas fotos se vio un parecido con ud. sr F, y pregunte a la señora por esa foto y dijo que era la foto de su familia donde estaban si mal no recuerdo juan, Sandro blanca y la señora que no recuerdo su nombre asi eesuq por ahí creo que puede ser las raíces, saludos desde arequipa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajjaa... bueno, si vamos a enlazarnos con cada cristiano ke tenga un parecido físico... entonces soy mexicano, y Don Ramón es mi tío... No, pzzz.... Jjajjajaa... Gracias, Jeovani, buena historia, y sigue comentando.

      Eliminar
  36. Eso de caminar es todo un arte csm. Me acuerdo que cuando era chiquillo, salido del colegio y andaba recontra misio me metía unas latazas hasta la jato de mi flaca que vivía en la 17 de Caminos del Inca en Surco y yo vivía en San Juan de Miraflores camino al gran VESalvador. Latazas de más de 1 hora, sola para verla....mas huevón.....jajaja!!!! Pero así es la vida pes; ahora me dicen que la haga y mando a la mierda a cualquiera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Andrés... Esas caminatas se pueden dar en una época, en un momento... Pero luego, la verdad, ya nos llega un poco al pájaro... Jjajajja.... Gracias.

      Eliminar
  37. que buen blog, es como un libro, y esta historia muy interesante, espero que nos cuentes de que manera tu señora madre corono al kimba.. atte Frank M.

    ResponderEliminar
  38. Buena tocayo... segunda historia que leo... y esta si que fue fantástica... te prometo seguir leyendo todas tus publicaciones... te felicito que escribas, que así como la lectura esta casi en el destierro (como dices tu)... la escritura también está por ahí, pero la escritura inteligente y con buena chispa... no las coxudeces que algunos pseudo escritores dizque hacen...

    Un brazo tocayo y que sigan los éxitos.

    ResponderEliminar
  39. No tengo nada que decir. De Puta Madre... F

    ResponderEliminar
  40. Esta buena la historia. Fui a buscar nuestras raíces!

    ResponderEliminar
  41. Me he pasado la tarde leyendo tus artículos!! Qué geniales! :D

    ResponderEliminar
  42. Me he pasado la tarde leyendo tus artículos!!! Que geniales! :D

    ResponderEliminar