martes, 18 de febrero de 2014

SE SALVÓ POR UN PELO


SE SALVÓ POR UN PELO

En los 80’s, la cosa era caminar a machete entre los “peinados raros” y toda esa onda punky fashion que había entrado con fuerza a través de –como no- la prensa de espectáculos y las revistas de moda. Uno tenía que soportar que haya tipos que metan en un mismo saco a Lene Lovich con Madonna, o Joy Division y Killing Joke, con calambres como Sigue Sigue Sputnik. Los Sex Pistols, si bien ya no existían ni significaban mucho para el resto del mundo, para mi eran mis nuevos Pink Floyd o los nuevos Bob Dylan. La teníamos clara. Menos mal.

Era 1984 y, como banda (como Leusemia), ya estábamos con un año a cuestas. Habían sido más de 12 meses donde la pasamos bacán y todo, pero aún no habíamos organizado un concierto personal. ¿Si organizábamos un concierto, alguien vendría? ¿Habrían servido esos 12 meses de tocar en todos lados y en inimaginables condiciones, y saber si lo que estábamos sembrando, iba a dar frutos?  Todas nuestras presentaciones habían sido como invitados, sin paga ni preferencias, y con bandas no muy afines a lo que estábamos tratando de comunicar.

Hasta que hicimos empalme con un muchacho cuyo padre era dueño de un pequeñísimo local en el Pasaje los Pinos, Miraflores, el New Carnaby, un sitio perfecto para una oscura tocada de rock and roll. Este pasaje Los Pinos, en esos días, era muy conocido por ser uno de los puntos de enlace con lo que sucedía afuera en materia de música. Allí estaban Sound Mixer y Net Seven Records, tiendas donde estaba lo último en materia de New Wave, Hardcore o punk clásico. Por esa zona de Miraflores también recuerdo el Mega Discos y Grabaciones Accidentales, puntos cruciales para poder conocer lo que ocurría en otras esferas y no sentirte tan geográficamente postergado.

Los Masacre en aquellos días
En fin, contactamos a 3 bandas a ver si podían ser nuestros soportes: ERGO (una banda de amigos míos, de corte liviano y comercial), MASACRE (los mismos metaleros que hoy conocemos y amamos) y NARCOSIS, en una de sus primeras formaciones, donde Wicho todavía NO figuraba. Era una combinación que me parecía la más correcta, donde se mostraba el trabajo de jóvenes conjuntos provenientes de distintos rincones, de todos los colores y no de un único estilo o de una zona en particular.

El recital (presentado con rimbombancias y errores típicos de la época, como ponerlo como ‘Fiesta Punk’ o tipear Leusemia con “Z”), transcurrió de manera tranquila y sin tropiezos. Se acercaron algo así como 80 personas, lo cual, en esos días, era un éxito tremendo! Y ya cuando la cosa había finalizado, y la gente estaba en plan de baile, un par de policías irrumpen en el pequeño local y lanzan sus acostumbradas bravatas... “Ahorita vengo con un camión y me los cargo a todos!”, bramó el alférez. Y, bueno, algunos amigos, con mucha más calma que sobresalto, comenzaron a salir. Yo estaba con el Kimba al costado de la puerta, viendo el instante y respirando un poco de frescura, porque adentro era un horno (si saben de lo que hablo).

Hasta que a una distancia regular, en el pavimento, vi un extraño bulto… Era un paquete de forma humana que yacía extendido a mitad del pasaje. Le pasé la voz al Kimba y nos acercamos muy disimuladamente hacia el inexplicable relieve. Y nos dimos con la sorpresa que era el baterista de NARCOSIS…Era el Pelo Madueño, tirado en la pista, durmiendo su embriaguez redoblante, como si nada pasara.

- Ohe, Pelo, levántate, tío… la policía se va a llevar a medio mundo
- Aaah?...
- Que la policía te va a recoger como estiércol, compadre….
- Aaah?...

El Pelo estaba más allá que acá. Así que, con mi hermano, lo levantamos, lo cargamos por unos metros y lo pusimos a buen recaudo. Llamamos a sus compañeros y amigos de banda (el Gallo, el Fercho y otros), y se lo llevaron, sino, podría haber acabado como uno más de los tantos desaparecidos en plena democracia Belaundista. Creo que el Pelo se salvó por un pelo…

                                                                     --- --- ---
  

Ya por estos días, en este nuevo siglo, cuando le dije al Jorge Pelo Madueño que contaría esta historia, el Pelo, con el humor que lo caracteriza, me dijo “Ya, dale, hermano. Y no escatimes detalles y cuéntalo todo, todo!”…. Lógicamente “todo” no se puede contar, pero a partir de esa singular contingencia, la amistad con este talentoso hijo de la música y de la actuación, mantendría su desquiciada cordura entre tanta locura que existe en este manicomio nuestro de cada día. ¡Salud, Pelito!  

Daniel F y Jorge Pelo Madueño, 30 años después de aquel suceso de 1984

39 comentarios:

  1. Que buen anécdota f, te leo desde el primer día y siempre esperando el siguiente tus historias me llenan de emoción y una rara nostalgia de algo que no he vivido ,sigue encantandonos con tus historias.

    ResponderEliminar
  2. Que tal anécdota, dos grandes definitivamente, un gusto seguir cada nueva historia F :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Pelo es un tipazo... y a pesar de haber transcurrido 30 años desde ese día, sigue tan trastornáo como siempre XD

      Eliminar
  3. Jajja ese pelo madueño cuantos años tenia cuando lo vieron ahí Daniel

    ResponderEliminar
  4. Daniel cuéntanos la historia de Yasijah !!

    ResponderEliminar
  5. ESTO SI ES VERDADERAMENTE "ROCK AND ROLL"... BIEN MAESTRO!!! SIGUE CONTANDO MAS ANÉCDOTAS... QUE HOY EN DÍA HAY MUCHO "CHIKIPUNK" QUE NECESITA INFORMARSE!!!

    ResponderEliminar
  6. Que paja, Pasaje los Pinos... Ahí mandé grabar varios casets... Gracias por recordarnos esos días, F

    ResponderEliminar
  7. F, sácame (o sácanos) de duda como Montaña entro a la banda? Siempre eh querido saberlo...
    Buen blog entretiene bastante.

    ResponderEliminar
  8. Hola Daniel , me parece muy bueno que escribas y plasmes en letra parte de lo que es tu historia personal y que también es parte de la historia del rock de nuestra querida Lima , ya que tú eres uno de los principales referentes. Me agrada mucho tu estilo desenfadado y ligero , haces que tus escritos sean entretenidos y dejas a nosotros los lectores con hambre de leerte más . !Todo muy bonito! , !Pero ponle un dominio .com , pe! , la mejor de las suertes , estaré atento a tus actualizaciones en este blog . Un saludo desde Alemania.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Anónimo de Alemania... Gracias por tus palabras. Mira, el Blog ya está redireccionado desde hace un par de días... Ahora basta con escribir www.elescondrijodelostuertos.com ...y listo. Saludos!

      Eliminar
  9. Gracias por brindarnos esta singular y simpática historia.
    Han alegrado mi día y seguro de muchos más, sigan con este trabajo genial :)

    ResponderEliminar
  10. Es la primera historia que leo, esta buenísima Daniel ! :) leeré los anteriores, un fuerte abrazo F !

    ResponderEliminar
  11. Tremendas joyas, ¡cómo habrán sido en sus años berracos!
    Sigue con la escritura tío...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajjajjaaa... Ke buen título para mi próximo libro: "Los Años Berracos" XD

      Eliminar
  12. Daniel, te sigo desde tus épocas de Leuzemia, y me agradan tus historias, me haces vivir un mundo que jamas he conocido como si fuera mio y me emociona cada una de tus anécdotas, F siempre seras mi gran referente....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ruth.... Siempre déjanos alguna opinión o cualquier pastrulada que se te ocurra. Gracias.

      Eliminar
  13. No sabia q Narcosis alguna vez fue sin Wicho buen dato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Marat. Pero bueno, todas las bandas pasan por diversos procesos... Cambios y re-cambios. A Wicho recién lo conocí varios meses después, en otra presentación. Llegué al lugar del concierto, el Wicho (a quien yo no conocía) se acercó y se presentó el solito. "Hola, soy Wicho, canto en Narcosis"...

      Eliminar
  14. buena historia daniel....q sigan muchas mas ..

    ResponderEliminar
  15. Buena Anécdota Daniel... El Pelo... Por un Pelo Se Salvo.

    ResponderEliminar
  16. Vaya historia Daniel y tienes tantasss por contar, una vida maestro!!! adelante!!! con tu retorica embelesas nuestra imaginacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miryam... Si, pz... la mejor inspiración es la vida misma.

      Eliminar
  17. Que chevere, concuerdo con fina carol villanueva, tus historias arrancan nostalgias, por cosas que no hemos vivido, o quizás porque nos hubiera gustado vivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay cosas ke, la verdad, no recomiendo mucho "vivir"... En este caso no se aplica mucho el axioma que dice "Recordar es volver a Vivir", y en su lugar está: "Recordar, es volver a Morir".

      Eliminar
  18. Recuerdo haberlo visto en miraflores caminando con una botella de vino en la mano (libando) fielmente despeinado y caminando como si estuviese en un video clip. Pelo! Le grité desde la escena del frente. El atinó a levantar la botella de tinto devolviendo el saludo. Se perdió en la oscuridad.

    ResponderEliminar